Hoy por hoy, un porcentaje muy alto de los productos que nos encontramos en las tiendas proceden de China, India, Pakistán, Vietnam, etc. Lo que compramos ha dado la vuelta a medio mundo desde el lugar donde ha sido fabricado hasta nuestra casa.

Éste fenómeno, que forma parte de la globalización, sucede porque el precio del transporte, y los plazos, lo hace posible. Hace unos años, se tardaban días incluso para poder llenar un barco, en el caso de que éste se llenara, y los costes que acarreaba eran enormes. Pero con la aparición del contenedor, a mediados de los años 50, se le dio la vuelta a esta situación.Blokken

El contenedor ha abaratado los costes del transporte hasta el punto de que es más barato fabricar «baratijas» en china y mandarlas al resto del mundo, que fabricarlas cerca del punto de venta. No …